No te olvides de que los juguetes deben ir acorde a su edad, si el juguete es de cuando era bebé o simplemente es demasiado pronto para que lo use entonces se guarda/dona/regala y con los juguetes heredados lo mismo.

¿cuántos juguetes son muchos juguetes?

En la mayoría de las casas es inevitable tener más de los que nos gustaría porque en la ecuación entran regalos, mimos de los abuelos y familiares, fiestas donde se realizan regalos, algún capricho puntual.... No podemos controlar todo lo que entra en casa pero sí podemos controlar cómo se usa.

Entonces, ¿cuántos juguetes son muchos juguetes?

Aquí no hay respuesta posible, cada familia tiene sus necesidades y no es lo mismo tener un hijo que tres, sin contar con que el espacio del que dispongamos también nos va a condicionar en este aspecto. 

Se tengan los juguetes que se tengan siempre dejaremos a mano un máximo de cinco opciones al alcance: es una cantidad perfecta para poder usar y disfrutar sin acaparar demasiado, se puede recoger fácilmente y a mayor cantidad de juguetes a la vista, menos interés muestran los niños. Cuanto más estímulo hay, menos margen dejamos a la concentración.

Me encanta extrapolar y aquí me viene al pelo; para un adulto qué es más fácil, ¿elegir entre una o entre seis camisetas?

De entre los cinco juguetes mencionados anteriormente es muy importante que haya variedad y, que con ellos, se puedan crear ambientes de juego muy diversos y diferenciados unos con otros sólo con cambiar un elemento:

  • material para manualidades
  • construcciones
  • pelotas y elementos para hacer ejercicio
  • disfraces
  • muñecos y peluches
  • cocinita
  • cuentos
  • música

Y en el caso de que tenga más de cinco cosas, ¿Qué hago?

Guarda y alterna: fíjate en los juguetes que más use durante un par de semanas y el resto guárdalos donde sepas que no los puede ver ni encontrar (altillo, armario, trastero). Al tiempo, cuando le veas cansado de los juguetes que sí tiene a mano y estaba usando hasta ahora, haréis un cambio que será como estrenar juguetes nuevos y suscitará volver a jugar emocionados.

No te olvides de que los juguetes deben ir acorde a su edad, si el juguete es de cuando era bebé o simplemente es demasiado pronto para que lo use entonces se guarda/dona/regala y con los juguetes heredados lo mismo. Saber desprenderse de lo no necesario nos ayuda mucho a estructurar prioridades y organizar.

No compares con lo que puedan tener en otras casas, tú sabes qué es lo mejor para la tuya y eso es suficiente.

Y jugad mucho juntos, en familia, para disfrutar, crecer y aprender juntos utilizando desde juguetes hasta elementos no normativos como tal (pañuelos, telas, esponjas, aros, espátula...) ya que con elementos simples potenciamos la imaginación y la creatividad creando juegos muy originales y divertidos 

Y, ante todo, disfrutad mucho que para eso está pensado el juego

© Kimudi. Todos los derechos reservados

EasyCookieInfo